Mi niña y la felicidad de ser niño hoy y siempre

Mi niña: ¡Qué felicidad ser niño!

Los primeros años: comer, dormir y jugar.

Juguetes, tele, dulces y los brazos protectores de mamá y papá.

No tener que ir ni al baño, mamá o papá me limpian.

Qué felicidad no ser consciente de lo que es el mundo real.

Ser el centro de la familia, toda la atención cuando me caigo, bastan unos chillidos para escuchar la voz tierna de mamá o papá: “Ya, mi niña, no pasa nada. ¿Dónde se pegó? Ya, ya, escoba mala, mira, mi niña, ya le pegué”. Continúa leyendo Mi niña y la felicidad de ser niño hoy y siempre