Socavón de Reforma: Explicación histórica de por qué la Ciudad de México se hunde.

Socavón de Reforma, CDMX: Explicación histórica

Socavón de Reforma, Ciudad de México, en el cruce de las calles Humboldt, Cristóbal Colón y la lateral de Paseo de la Reforma.

 

¿Por qué la CDMX se hunde?

 

Lo primero que tenemos que saber es que la Ciudad de México se asentó sobre un sistema de lagos que la historia denomina “Lago de Texcoco”. Segundo, que la Ciudad de México se localiza en el Valle de México, y que es atravesado por el Eje Volcánico. Tercero, el territorio mexicano se encuentra afectado por cinco placas tectónicas (Norteamericana, Pacífico, Caribe, Cocos y Rivera).

Conclusión: México está condenado a sismos, temblores, socavones, inundaciones y, lo increíble, a volcanes.

La desecación de la Ciudad de México nunca fue total y la naturaleza siempre impone sus caminos naturales. La edificación citadina se impuso artificialmente en masas acuosas. Además de los lagos existían ramales de ríos y ojos de agua, lagunas y arroyo.

Consecuencia: El socavón de Reforma se debe a que la Ciudad de México está sobre un sistema de canales subterráneos.

El movimiento constante de las placas tectónicas y la actividad interna de algunos volcanes permiten el ablandamiento de la tierra, por lo que se manifiestan hundimientos en diferentes partes de la capital.

Socavón de Reforma: Explicación histórica de por qué la CDMX se hunde.

Socavón de Reforma: Explicación histórica de por qué la CDMX se hunde.

Los aztecas no alteraron tanto el terreno natural. Prefirieron construir chinampas y respetar los cauces de los ríos.

En el siglo XVI los españoles iniciaron Sigue leyendo