Free Willy, Free Elba Esther Gordillo

Elba Esther Gordillo: Qué es la verdad en la política

Elba Esther Gordillo: Qué es la verdad en la política

¿Qué pasó en Ayotzinapa? ¿Qué pasó en el 68? ¿Qué pasó con el Fobaproa? ¿Qué pasó con Elba Esther Gordillo?

La verdad nos hará libres: así reza el dicho. Pero en política la verdad debe ocultarse, no se debe saber, puede decirse la mentira más atroz pero no la verdad, inventen lo que sea, pero no la verdad, échenle la culpa a quien sea pero no al responsable. La verdad es el enemigo de la política, no el adversario político, todos son iguales, y cuando alguien habla de decir la verdad lo desaparecen, la verdad nunca debe decirse.

Todos los presidentes han jurado que las decisiones que tomaron han sido por México y no por intereses ajenos, aunque la realidad nos dice lo contrario.

A meses de dejar la Presidencia, Enrique Peña Nieto quiere dejar todo sin pendientes y sin enemigos. Su gobierno fue el más violento, generó más pobreza, más desempleo, más saqueo al erario público. ¿Y qué pasó? Nada, simplemente las decisiones que se tomaron no fueron las correctas.

Los culpables… ¿no hay?

¿Peña Nieto no es culpable de nada? No.

¿López Obrador AMLO lo va a meter a la cárcel? No.

Lo mismo pasó con Fox y Salinas, y… ¿los culpables? No existieron.

La verdad en México y el mundo pesa como una lápida, ¡no podemos quedar mal ante la sociedad! Aunque tengan mierda hasta el cuello, mienten y siguen mintiendo, la historia se olvida. En Italia el gobierno mintió y está en proceso, en Brasil el Presidente mintió y está en la cárcel, en Estados Unidos Donald Trump mintió y su gobierno se debilita, y hasta los residentes de Hollywood ya votaron para quitar su estrella del Paseo de la Fama.

Decir la verdad es perder el poder, la dignidad, el prestigio, la moral, la honra, el liderazgo, es perder todo. ¡Mejor sigamos mintiendo! Mentira tras mentira siempre hay a quién echarle la culpa, siempre hay justificación, podemos tapar todo e inventar la historia más inverosímil.

La maestra Elba Esther Gordillo miente, todos lo saben, no importa, la Justicia la exonera, la limpia y le devuelve todo.

Pero… ¿De dónde sacó tanto dinero? No es asunto nuestro. ¿Y la verdad dónde está?

En política existen contradicciones, no mentiras; existen errores, no falsedades; existen malas decisiones, no faltas a la verdad. El político en México es sinónimo de hablador, de leguleyo, que promete y no cumple; de transa, de corrupto. Dedicarse a la política es dedicarse a saquear a la nación, a hacer tratos sucios, a hacer porquerías contra la sociedad mexicana.

Será cierto que la maestra Elba Esther Gordillo fue víctima del PRI, de Peña Nieto, y que ella es una persona digna de toda confianza, letrada, honesta, correcta, con una elevada moral. Es la persona que se enriqueció con su trabajo y sus ahorros: esa es la única verdad.

Los miles de maestros que viven jodidamente es porque no tuvieron los mismos valores que la maestra, ni ahorradores ni trabajadores, bola de haraganes, cómo se atrevieron a culpar a esa pobre mujer, líder de un gremio transparente que ha beneficiado a todos los maestros del país.

Esa es la única verdad.

 

Imagen: Explosión Sandía.

Publicado por

Héctor Juárez Lorencilla.

Héctor Juárez Lorencilla. Licenciado en Educación Primaria (Normal Cristóbal Colón); Licenciado en Leyes (La Salle Benjamín Franklin); Licenciado en Relaciones Internacionales (UNAM). Autor de las columnas "Lecciones Educativas" y "Atrapado en la Lectura" del periódico Heraldo de León (Guanajuato). Puedes contratarme para: asesorías legales y educativas, clases, regularización, cursos, capacitación, terapias, artículos, anuncios, banners, publicaciones patrocinadas.

Deja un comentario