Sistema educativo mexicano: comparativo con el estadounidense

Sistema educativo: México vs EU

Sistema educativo:

¿Qué tiene de diferente nuestro sistema educativo con el estadounidense?

Nuestra educación básica es de 12 años: tres de preescolar, seis de primaria y tres de secundaria; asimismo, nuestra Constitución Política en su artículo tercero aclara que la educación básica y la media superior son obligatorias, por lo que el cuerpo de educación general se cursa en 15 años.

La educación en los Estados Unidos se conforma de la siguiente manera: uno o dos años de pre-school (y no es obligatoria) corresponde a primero y segundo de preescolar en México; educación Elementary que se divide en Kindergarten de un año, que sería el tercero de preescolar en México, y cinco de primaria, es decir, de primer grado a quinto grado de primaria; Middle School, abarca los grados de sexto a octavo y corresponde más o menos a nuestra secundaria; y high school, que va del noveno al duodécimo grado. Freshman de 14 a 15 años de edad; sophomore de 15 a 16 años de edad; junior de 16 a 17 años de edad y senior de 17 a 18 años de edad, esto corresponde a la preparatoria, haciendo un total de 13 años de educación obligatoria.

El sistema educativo estadounidense está dividido en distritos escolares y administrado por el consejo escolar, representado por un superintendente.

Cada estado tiene sus propios planes y programas, a diferencia de nuestra educación donde tenemos programas federales, es decir, planes y programas emitidos por la SEP para toda la República.

Los estudiantes estadounidenses tienen periodos vacacionales más extensos que los nuestros, y sus programas cubren por lo general unos 185 días de clases.

Sistema educativo mexicano: una pancarta con faltas ortográficas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)

Sistema educativo mexicano: una pancarta con faltas ortográficas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)

¿A dónde va México? Sistema educativo, sistema legal, sistema político… Digamos de momento que la educación no va por buen camino.
A pesar de los esfuerzos que han hecho los dos últimos Presidentes y de que México ha avanzado en algunos rubros de la educación básica.

Educación: otro camino, bebé 12 meses

Educación: otro camino

Educación: otro camino

 

Esta generación tiene una disposición de información increíble: sólo necesita googlear el tema y ver videos, documentos, presentaciones, cursos, etcétera. Sin embargo, es la generación más desinformada.

El problema no es la información, ni la escasez, ni el exceso, sino las motivaciones; esta generación no hace nada si no está motivada por algo, las pretensiones de la familia no bastan, los fines de educación no les motivan, las normas de trabajo las desprecian y no les motiva el centro escolar.

Educación: otro camino, mi bebé es mexicana

Los maestros dicen: ¿Qué hacemos?, nada les gusta de la escuela, no hacen las tareas ni los trabajos, no quieren estudiar, salen mal en los exámenes y no les importa irse a extraordinarios, son apáticos a la escuela, leer es sinónimo de aburrido.

¿Qué quieren nuestros alumnos del siglo XXI?

Quieren estudiar jugando, ese es el primer reclamo.

¿De dónde sacaron esta idea? De las mismas autoridades de la educación, que pensaron que un aprendizaje constructivo y significativo se logra mejor jugando, con actividades lúdicas y trabajos dinámicos y divertidos.

A primera vista parece coherente y anima a los maestros a ser creativos e innovadores, y hay docentes que hacen el esfuerzo por tener prácticas diferentes; sin embargo, sus prácticas fallan o tienen resultados pobres.

Entramos en un primer punto de reflexión: ¿El maestro y el alumno tienen el mismo concepto de juego?, ¿de contenido lúdico?, ¿de estrategias dinámicas de aprendizaje?

NO. El alumno del siglo XXI piensa que lo divertido debe ser digital, a través de una consola, una tablet, etc.; piensa que el juego divertido es aquel donde tenga que ganar o perder, en un aprendizaje por ensayo-error a través de los ordenadores, donde aprende estrategias para llegar a un objetivo práctico y pasar diferentes niveles de dificultad, donde se pone a prueba su memoria, su atención, y su capacidad lógica para pasar de una estrategia a otra.

¿Cómo aplicar esto a las diferentes materias y contenidos temáticos?

Son dos informaciones diferentes. En un juego de ordenador el alumno puede pasar horas jugando con ensayo-error y adquirir habilidades psicomotoras, de atención, de memoria; pero no tienen contenidos informativos de la currícula oficial.

Los juegos digitales con contenidos temáticos son calificados de “ñoños” y aburridos.

¿Cómo hacer entender a las autoridades educativas que mientras más repitan esta idea de aprender jugando, el alumno justifica su actitud expresando que el maestro es aburrido, que la escuela les aburre, que prefieren trabajar y finalmente cualquier otra opción es mejor que la escuela?

Lo digital y lo análogo coexisten, han transformado a las naciones. Los avances tecnológicos son importantes y deben ser aprendidos de manera significativa, con construcciones y modificaciones mentales, intencionadas.

Lo lúdico es significativo cuando hay aprendizaje relacional, vinculado con la vida y trasciende cuando se aplica a los trabajos, tareas, juegos, prácticas. Ese es el verdadero aprendizaje significativo.

¿Cuándo es un aprendizaje significativo, construido lúdicamente? Cuando el juego posibilita nuevas formas de juego, nuevas posibilidades de resolución; cuando hay un aprendizaje real, cuando desarrolla la creatividad y da nuevos problemas al problema original; el alumno muestra interés por saber más, es feliz y adquiere mayor seguridad y autoestima.

Los alumnos del siglo XXI quieren las calificaciones más altas con el mínimo esfuerzo, dicen estudiar y al ser cuestionados o reevaluados no saben en absoluto nada, o casi. ¿De quién es la culpa? “Del maestro”, señalan los padres de familia y la sociedad en general.

El maestro es el gran culpable de que los niños no sepan nada, no hacen nada en el salón, los alumnos se la pasan jugando en la escuela y no estudian… ¿acaso no es esto lo que pregonan las autoridades educativas?, ¡que los alumnos aprendan jugando!

 

Por otra parte, no crean que los actuales padres de familia están mejor preparados que los de antes.

Los anteriores asumían una responsabilidad de llevar a los hijos a clases y apoyaban a los maestros para que dieran educación a sus hijos, veían con respeto a los maestros y los tenían en gran estima. Los padres de hoy, en cambio, parecen ser enemigos de los maestros, cuestionan las tareas, los métodos, les exigen respeto y cuidado a sus hijos-alumnos, aunque ellos no lo tienen al interior de sus hogares, solapan que los hijos no vayan a las escuelas, permiten que se desvelen viendo la tele hasta las 11 ó 12 de la noche, le dejan salir a la calle a jugar todo el día, los dotan de teléfonos celulares, pantallas y juegos para hacerles la vida más divertida y actual.

Tanto los padres de familia como los alumnos exigen, reclaman ser comprendidos por su edad, su condición social y económica. Dicen los padres de familia: ¡son niños!, ¡son jóvenes!, entiéndalos, ¡están en la edad de la punzada!, ¡todos merecen una segunda oportunidad! Esperan que el maestro solape las deficiencias del hijo, que lo pase aunque no sepa nada, que le ponga diez por haber entregado un trabajo que copió y pegó.

Las consecuencias educativas, sociales, económicas, políticas, etc. son muchas y de gravedad porque la SEP propone algo que sus propios teóricos no pueden hacer. Teorías y propuestas hay muchas, la práctica es la gran ausente en este debate, los padres tienen sus propias formas de educar y enseñar y los maestros hacen lo que pueden hacer. Tres agentes importantes desarticulados en la educación de una nación.

Hay padres de familia que utilizan el juego para enseñar, a través de canciones, de cuentas, de maderitas, de dibujos, de un sinfín de estrategias para hacer contar a los hijos, para hacer leer a sus niños. ¿Por qué al entrar a la escuela primaria desaparece esa forma lúdica de aprender?

¿Qué solución existe?

Como lo dije en mi texto anterior: permitir que miles de padres eduquen a sus propios hijos, padres que están preparados y dispuestos a hacer la tarea que les corresponde.

Examinar a los maestros de preescolar a bachillerato en los contenidos que deben dominar. Habrá maestros que aprueben y una gran mayoría va a reprobar. Este es el requisito para continuar en su formación docente, en la actualización docente. Es decir: existen mínimos para ser capacitado como docente, pero si el docente no tiene niveles académicos, mucho menos didáctico-pedagógicos.

De qué sirve decir que están recibiendo una capacitación en los Consejos Técnicos Escolares cuando no saben leer y escribir funcionalmente, presentan deficiencias en sus áreas de desempeño.

Una casa desordenada empieza a cambiar cuando se ponen las cosas en su lugar, desechar lo que no sirve, guardar lo que sí sirve en su lugar. Un sistema educativo no va a cambiar con los mismos maestros, las mismas prácticas, los mismos vicios educativos y sociales, y con proyectos nacionales irreales.

*Héctor Juárez Lorencilla es Licenciado en Educación Primaria, en Leyes y en Relaciones Internacionales.

Cómo evitar el bajo rendimiento escolar

Bajo rendimiento escolar

BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR



“El padre es el primer educador. La escuela sólo es un apoyo”.

 

 

¿QUIÉN ES RESPONSABLE SI MI CHICO VA MAL?

a) El alumno (no es autónomo).
b) Los papás. La familia.
c) La escuela. Los maestros.


ÁREAS DE DESARROLLO DEL SER HUMANO:

Cognitiva.- Que el niño cuente con todas sus capacidades mentales, que no sufra de retraso o trastornos como el de cálculo (discalculia), fonéticos (dislalia), etcétera.

Biológica.- El niño cuenta con todas sus capacidades físicas, o cuenta con capacidades distintas (lo que antes se conocía como “discapacitado”).

Emocional.- El niño se siente seguro en su entorno, no sufre maltrato, acoso, abuso, etcétera.

BUSCAR AYUDA PROFESIONAL SI EL NIÑO PRESENTA…

* Retardo.

* Déficit de atención.

* Hiperactividad.

* Trastornos del aprendizaje.


“Un estudiante de bajo rendimiento escolar es un estudiante EN RIESGO” -> es probable que presente alteraciones conductuales y emocionales.


CONSECUENCIAS DEL BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR:

* Disminución en la sensación de eficiencia y autoeficacia (“yo puedo”).

* Agresividad.

* Frustración.

* Baja autoestima.

* Deserción.

* Conductas de evasión: vandalismo, alcoholismo, drogadicción.



REFLEXIÓN: ¿Cómo lograr la autoeficacia?, ¿cómo enseñarle al niño que sí puede, que puede él solito?


FACTORES EXTERNOS DEL BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR

* Falta de recursos.- en casa no hay dinero para comprar libros, cuadernos, el material para una maqueta.

* Falta de preparación académica del docente.

* Falta de preparación psicopedagógica del docente.

(Psicopedagogía.- Disciplina que se encarga de la personalización de los procesos educativos.)

* Bajas compensacionales.- “Si la maestra me acepta la tarea retrasada sobre 6, ¿para qué me tomo la molestia de hacerla a tiempo?”.

* Cursos aburridos.

Si la mayoría de los alumnos de un grupo va reprobando, ¿de quién es la culpa? O el docente no sabe, o sabe pero no tiene técnica para compartir sus conocimientos.

DEBE EXISTIR UN TRATO AMABLE Y RESPETUOSO:


* Entre alumnos.- El famoso bulliyng o acoso escolar.

* Entre padres e hijos.- Los niños se creen TODO lo que les dicen, y más si se lo dicen sus seres queridos. De niños escuchan: “Eres inútil / tonto / idiota; no sabes nada, nunca aprendes nada, sólo gasto dinero en colegiaturas, burro / tarado / escuincle estúpido, tus hermanos sí son listos, ya cállate, dices puras babosadas”); de adultos se autodenigran: soy tonto, idiota, estúpido, etc., “ellos tenían razón”.

* Entre maestros y alumnos.

El profesor que le dice “maricón” al alumno. La profesora que le decía “chillona comegalletas” a una chica para que el grupo se burle y la niña se calle.


CÓMO LOGRAR QUE MI HIJO OBTENGA MEJORES CALIFICACIONES EN LA ESCUELA

1. Ubicar la problemática real y su origen.

2. Acudir con especialistas en caso de ser necesario.

3. Desarrollar competencias en el área emocional: que el niño tenga buena conducta, que haya aprendizaje en el salón, etc.

4. El niño debe aprender a COMPRENDER, MANEJAR Y EXPRESAR sus emociones.


TRABAJAR EN CASA EL DESARROLLO DEL NIÑO:

* Enseñarle a expresar sus emociones. Si es regañado constantemente, se le castiga, etcétera, cuando tenga un problema no dirá nada por temor a represalias (ejemplo: si sufre algún tipo de abuso tendrá miedo de hablar por posibles amenazas o porque no le van a creer, porque el victimario es más grande y más fuerte, etcétera).

* Darle confianza fundada. Los niños se vuelven mentirosos por miedo a que los regañen, les peguen, “dejen de amarlos”. La confianza debe ganarse.

* Enseñarle a ser autónomo y responsable.

* El niño debe estar ACOMPAÑADO por un adulto hasta los 9 ó 10 años; a esa edad debe aprender a andar sin supervisión.

* Fomentar visitas a parques, cines, museos, zoológicos.
 “Es divertido aprender, leer, conocer cosas nuevas, imaginar”.


* La televisión es un premio, no una niñera.


¿Cuántas horas al día permites que tu niño se entretenga con videojuegos? -> problemas visuales a mediano plazo, problemas motores por presionar botones repetidamente.

 

bajo rendimiento escolarPrevención del bajo rendimiento escolar