La Quimera fue derrotada finalmente por Belerofonte con la ayuda de Pegaso, el caballo alado.

Quimera: Criaturas fabulosas y creaciones fabulosas (I)

Quimera: Criaturas fabulosas y creaciones fabulosas

En la mitología griega existían criaturas con las que se pretendía educar a la sociedad helénica a través de narraciones fantásticas, llenas de metáforas.

Una de esas criaturas fue la Quimera, del griego Khimaira, significa animal fabuloso, en latín: Chimæra. Era una bestia híbrida, y se decía que tenía el cuerpo de una cabra – león, la cola de una serpiente y la cabeza de un león. Otros la describían como un monstruo de tres cabezas: una de león, otra de cabrío, y la última de dragón o serpiente. Además, escupía fuego por una de sus cabezas, de una fortaleza y dureza que hacía casi imposible darle muerte. Astuta y veloz.

Harry Potter no hubiera podido vencerla con todo y su varita mágica, sus conjuros y pócimas.

La Quimera era hija de Tifón y de Equidna. Vagaba por las regiones montañosas de Asia Menor, aterrorizando y diezmando a las poblaciones y ganados de los pastores. Se decía que tenía tanta hambre que era capaz de devorarse todo un rebaño en una tarde.

Como dato interesante, la Quimera en unión con Ortro procreó dos criaturitas que más tarde se hicieron también famosas: la Esfinge y el León de Nemea.

La Quimera fue derrotada finalmente por Belerofonte con la ayuda de Pegaso, el caballo alado. (Continuará)

Deja un comentario