Saqueo al erario: Puente de Tequisistlán. Mientras todos están atentos a los resultados de la elección en el Estado de México.

Saqueo al erario y obra pública: El puente de Tequisistlán

Saqueo al erario: Evidencias y más evidencias

La tormenta tropical Beatriz dejó ver una vez más cómo se hace la obra pública en México: Carreteras, puentes, casas etc.

Los servidores públicos, sobre todo presidentes municipales, gobernadores estatales y el presidente de la República, dan a conocer las obras realizadas. Y se apresuran a hablar de los beneficios que prestarán a la sociedad. Hablan de las comunicaciones, de tiempos de ahorro, de cercanía y funcionalidad. Dan globos y se hace una fiesta épica.

Después vendrán otros funcionarios a decir cuánto costó todo, los gastos de más. Porque sabrá, estimado lector, que los diputados y senadores son obtusos, mentecatos. Y de plano padecen una tara al realizar el presupuesto de egresos, disponen de cantidades estratosféricas para obras, en todos los rubros imaginados. Y todo o casi todo está mal calculado, se tuvo que invertir más, no crea usted que unos pesos más: Millones y millones.

Veamos este ejemplo, qué chulada de obra: La Estela de Luz costó al Estado mexicano, o sea a nosotros, mil 139 millones de pesos, 300% más del costo inicial. Y se tardaron dos veces más del tiempo de entrega.

Saqueo al erario. Estela de luz: el falo iluminado de Felipe Calderón.

Saqueo al erario. Estela de luz: el falo iluminado de Felipe Calderón.

A quién se le ocurrió esa chingadera, una obra inútil, antiestética. Ofende, genera coraje, un vacío histórico e insensible por las necesidades básicas de millones de mexicanos a los que se les pudo ayudar equipando hospitales, escuelas, etc. Ahí donde hace falta más crecimiento e inversión.

Pero no, el señor Felipe Calderón quería un falo iluminado y la obra allí está.

¿Alguien en su sano juicio me puede decir para qué sirve? Repito, en su sano juicio: las estupideces ya las dijo el susodicho pendenciero de botellas

Pues bien: Con la tormenta tropical Beatriz, el puente de Tequisistlán dejó ver con qué materiales se construyó, de qué forma fue construido. Una obra de baja calidad, que se cobró como si fuera una obra de primer mundo.

Las construcciones públicas son de infraestructura deficiente, malos estudios, cálculos, etc. Lo peor del caso es que la Auditoria Superior de la Federación permite el saqueo, el robo, el engaño.

Persigan a esos ingenieros y arquitectos que construyen esas porquerías, métanlos a la cárcel, la naturaleza no perdona los errores humanos. Porque las autoridades que están obligadas a administrar justicia no hacen nada.

4 pensamientos en “Saqueo al erario y obra pública: El puente de Tequisistlán

  1. Pingback: PRI: Por qué sigue ganando elecciones - Educación y leyes para todos.

  2. Pingback: Educación online o en casa: ventajas que se disfrutan en otros países

  3. Tienes algún dato respecto a cuándo se construyó ese puente? Tengo entendido que tiene más de 60 años por lo menos, por lo que de ser así, no aplica el que señales que es una obra de mala calidad, cuando lleva ahí mucho tiempo y ha resistido sismos y todo tipo de tormentas.
    Desgraciadamente no se les da el mantenimiento correcto, pero no a todo hay que criticar por criticar

Deja un comentario